Título: Una tarde en el teatro - Autor: Regina Boatela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Título: Una tarde en el teatro - Autor: Regina Boatela

Mensaje  Admin el Miér Abr 07, 2010 10:38 am

Pongo The Andrew Sisters a sonar. Me preguntas por qué, y te respondo ‘me hacen
sentir viva’. Realmente tienen una voz sensual y dulce, nunca las he visto pero las
imagino como unas pin-ups de piel blanquecina y labios granates, ojos grandes y
celestes, pelo rubio y ondulado y vestidos hasta las rodillas y zapatos de baile. Abres tus
piernas y me permites sentarme delante de ti, me abrazas con tus brazos suaves, me
acaricias y me besas el cuello mientras muevo la cabeza al ritmo de jazz.

- Vamos al teatro. A ver un musical.
- ¿Ahora?
- Sí.
- Muy bien, vamos.

Me levanto, bajo un poco la persiana y desaparece el atardecer. Me coges la mano como
queriendo que no me aleje y con la otra me acaricias la cintura. Estamos desnudos, así
no nos sentimos alejados el uno del otro. Me coloco delante de ti y me acerco a tu oído,
pero no te digo nada, sólo respiro... Respiro fuerte, pero suave. Y me alejo hasta una
silla y me siento, esperándote. Entonces te levantas y me coges la cara, me lames el
labio y me das un pequeño beso, pequeño y duradero beso, mordiéndome poco pero de
un modo sexy. Te miro a los ojos, me miras y me coges la mano, me llevas al sofá. Está
en desorden, pero eso no importa, lo empujamos todo y nos estiramos, empiezo a tirar
mi aliento a tu cuello, y tú te estremeces entre mis brazos, entre mis piernas… Me
estiras de los brazos que antes estaban en tu espalda y los pones tras mi cabeza, y besas
mi cuello, mi escote, mis pechos, tan dulce, tan pasional, besas mi cintura y me
cosquilleas con tu lengua, vuelves a mis pechos y retuerces tu lengua en mis pezones
hasta que se vuelven duros… Desenvuelvo mis brazos de tus manos y encuentro tu
cabeza, la giro con suavidad y lamo tu cuello, bajo a tu pecho, bajo a tu cadera y la
encuentro erecta, suave, pidiéndome, y la acaricio mientras me miras y me rogas más…
Me encanta que me rogues. La lamo de abajo a arriba, y la sigo acariciando, y observo
tu rostro, se vuelve loco… Sigo lamiéndote, lamiendo suavemente de arriba abajo, y
acariciándola hasta que te elevas y me coges, me abres y me exploras. Y no me siento
como si estuviera en el sofá, estoy en otro lugar, sigo estando contigo, pero no allí.
Levantas tu cara de entre mis piernas y te adentras poco a poco hasta hacerte sentir
totalmente dentro. Te mueves poco a poco, te miro y me miras y nos respiramos
mientras nos movemos, y nos giramos y disfrutamos. Yo gimo, tú lames mi cuello y
sigo gimiendo al ritmo de las envestidas que me das… Nada más existe, sólo tú y yo y
las envestidas y el placer, y tú dentro de mí, y yo respirándote y tú respirándome, y
nuestros gemidos, y la velocidad y nuestros sonidos, nuestras caricias, nuestras lenguas,
nuestros dedos, nosotros mismos, y el gemido final…

Seguimos abrazados, en un sofá desordenado con todo por el suelo, pero no importa
nada, sólo que hemos alcanzado el placer y que estamos allí y por un momento no
esperamos nada.

** Relatos publicados con el consentimiento de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial.

Admin
Admin

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/08/2009

http://www.eljuguetedeldeseo.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.