Título: Delirios - Autor: Kayla Morrison

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Título: Delirios - Autor: Kayla Morrison

Mensaje  Admin el Miér Abr 07, 2010 10:46 am

Bajo el relámpago del trueno cruje tu desnudez derritiendose en mi abrazo.
Detrás de cada escalofrío, volveremos a sentir la calma.
Bajo las gotas de lluvia, recorreré tu cuerpo desnudo.
Detrás de cada grito, un estremecimiento recorrerá nuestros cuerpos.
Acércate, quiero sentir junto a mi la calidez de tu aliento, el lujurioso embiste de cada una de tus
palabras en mi oído. Estás tan cerca y a la vez tan lejos que hasta la primavera derramada por la
comisura de tus labios confunde el fuego que en mi piel se desata cada vez que me rozas.
Iluminados por la tenue luz de las velas, estaremos perdido en la mitad de ninguna parte, junto a
las sombras cómplices del sueño que compone nuestro delirio. Guiños inesperados, piernas
ardientes y mejillas sonrojadas. Bajo la luz de la luna nos esconderemos en recuerdos que
nosotros mismos construimos. Y entre caricias y besos vuelvo a revivir aquel primer encuentro
en el que a mí te acercaste y me pediste silencio posando tu índice sobre mis labios hambrientos,
antes de sellarlos con un tímido y repentino beso.
Sostuve tu rostro sobre mis manos, me busqué en el fondo de tus ojos, recorrí tus labios con las
yemas de mis dedos, descendí sutilmente por tus brazos, en una solitaria caricia, empezando a
derramar mi veneno, buscando tus manos ansiosas, perdiéndome entre tus prendas de ropa. Nos
refugiamos de la tormenta en portales aleatorios, que daban cobijo a nuestros besos y secretos,
camino hasta un rincón perdido donde dar rienda suelta a nuestra pasión desbordada, donde
poder corromper nuestra intimidad a salvo de curiosas miradas y visitantes inesperados.
En la entrada al paraíso, las llaves resbalaron de tus manos, una ligera sonrisa se interpuso entre
nosotros, te separaste de mí, me llevaste directo hasta la cama, buscándome, buscándote,
abrazados bajos las sábanas, entrelazando nuestros cuerpos, enredado entre tus piernas abiertas.
Mi boca saborea tu cuello, mientras te oigo gemir en un ininterrumpido silencio, dejando escapar
tenues susurros que escondem jadeos mientras desciendo por tu cuerpo, despojándolo de la ropa
que lo cubre, extasiándome con cada resquicio de tu piel desnuda, descendiendo a los infiernos
para poder llevarte conmigo hasta el séptimo cielo. El vaivén de tus pechos acompaña una
respiración agitada. Desacompasada. Acelerada. Inquieta. Al recorrerlos, al cubrirlos con mis
manos sedientas de ti, perdida en la maraña que forma el laberinto de tu cuerpo, te siento
extasiada. Beber de ti. Perderme entre tu sexo. Sentir la palpitación de tu clítoris. Ahondar con
movimientos circulares sobre tu carne mojada, subir tu temperatura junto a tus suspiros con cada
roce de mi lengua, batir tus fluídos carnales derramados por las comisuras de mi boca, asistir a
cada uno de tus estremecimientos, acercandote poco a poco al placer, acelerando los latidos de tu
corazón, escuchando cada uno de los gritos que de tu garganta se escapan, hasta que el éxtasis se
introduzca en tu alma y caigas rendida ante el placer carnal.
Mientras te observo, tarareas una suave melodía. Ronroneas suavemente, te arremolinas sobre mi
pecho, te abrazas a mi silencio. Me miras de reojo. A hurtadillas. Como si cuenta no me diera, y
dejo que te lo creas. Que cojas las riendas. Te rozas contra mí. Provocas mi excitación. Con tus
manos recorres mi vientre. Me miras con la lujuria escondida detrás de tus párpados. Te sientas
sobre mi estómago. Besas mi boca, con las pestañas rozas mi cara, besos de mariposa.
Desciendes sobre mi torso desnudo, te deslizas sobre mi pecho, besas cada rincón que a tu paso
encuentras, hasta llegar a los muslos, donde te detienes y, suavemente, muy suave, los pruebas
con tus dientes. Pasas de uno a otro y otra vez al primero. Sostienes entre tus manos mi miembro
erecto que acercas lentamente hasta el límite de tu cavidad bucal, y lo rozas con la punta de la
lengua, solo un poco, mientras con los dedos masajeas su carne trémula. La acercas hacia ti, poco
a poco, deliberados roces, humedeciéndola con tu libidinosa saliva, succionando la punta, hasta
introducirla por completo en tu boca. Jugando al placer por placer, le haces un hueco en tu
garganta. Subes y bajas por ella hasta que un mar de fondo acompaña a la explosión de mis
deseos. Pero no te detienes. Me miras traviesa a los ojos. Retándome a un nuevo duelo.
Sosteniendome en tu interior hasta el renacer de mi erección recién perdida. Y, cuando vuelvo a
estar preparado, condenándome a la locura, pronuncias la petición que tanto había esperado.
Tumbado sobre tí, nos fundimos en un solo cuerpo. Dos corazones compartiendo un solo alma.
Dos almas revueltas entre acelerados movimientos llenos de misterio. Gritabas mi nombre y tus
manos se aferraban a las sábanas arrugadas. Mi cuerpo sobre el tuyo. El tuyo sobre el mío. Un
baile de movimientos que, cada vez más rápidos, surcaban el viento, acompañados por fluidos,
gemidos, sudor y jadeos. Tus dientes en mi hombro. Tus uñas en mi espalda. Una noche llena de
cicatrices. Heridas de guerra que la mantendrán eterna. La sangre volverá a dispararse y en cada
latido explotará un nuevo sentimiento, que se perderá entre mil descargas eléctricas. Nos
dejaremos guiar por la mordaz canción de la lujuria, dejaremos que nos meza la tibia mano de lo
prohibido. Romperemos el silencio con mil secuencias, cien ruídos. Cierra los ojos, el mar se
acerca de nuevo, las olas rugen, la espuma empuja. Cierra los ojos. Intensifica la magia que nos
rodea. Deja que me desborde en este momento tan ajeno a ti y a la vez tan tuyo. Hasta explotar
juntos como un cristal que se hace añicos, cuando estalle en tu interior, mientras un líquido
espeso se derrama caliente sobre tu cuerpo. Derritiendose candente, solo son los resquicios de un
mar que en calma yace.

** Relatos publicados con el consentimiento de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial.

Admin
Admin

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/08/2009

http://www.eljuguetedeldeseo.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.